Asturias con el Papa

Peregrinación de los jóvenes del Camino Neocatecumenal de Asturias, con el Papa Benedicto XVI, a diversos lugares: Tierra Santa (Israel), Fátima, Düsseldorf (Alemania),JMJ Madrid 2011 y JMJ Rio de Janeiro 2013.

Hemos cambiado de página web. Puedes leer el blog para la JMJ Rio 2013 aquí: http://asturiasconelpapa.hol.es/

El Papa anuncia el lema de la próxima JMJ 2013 de Río
“Id y haced discípulos a todos los pueblos”

viernes, 11 de julio de 2008

El comienzo de La Iglesia Católica en Australia

El comienzo de La Iglesia Católica en Australia, 1788 a 1821. El capitán Felipe trajo la primera flota a la bahía Botany, el 26 de enero de 1788. Probablemente nunca sabremos con seguridad donde o quien celebró la primera Eucaristía en Australia. En la primera flota no vino ningún sacerdote católico: Tomás Walshe intentó conseguir permiso para ir a la bahía Botany junto con otro sacerdote pero fue rechazado. En 1792 cinco católicos escribieron al gobernador de la colonia de convictos: “Nade podría inducirnos a dejar esta colonia de su majestad aparte de el prospecto de pasar a la eternidad sin la asistencia de un sacerdote católico.”

Su petición de un sacerdote fue rechazada.Desde enero de 1788, cuando el primer barco de presos ancló en Sydney hasta que llego el último en 1867, se transportaron alrededor de 162.000 presos a Australia.

Los presos eran tratados como esclavos. Entre los primeros presos habían tres sacerdotes, P. Santiago Harold, Pedro O’Neill y Santiago Dixon que fueron condenados por supuesta participación en la rebelión en Irlanda de 1798. Llegaron en 1800 y con esto ya podían celebrarse los últimos sacramentos.

P. Santiago Harold, que llegó en enero de 1800, había estado en la colonia menos de 12 meses cuando lo sentenciaron a encarcelamiento en la isla Norfolk por presunta participación en el motín de Parramata de ese año. A pesar de que el comité de oficiales encontró que “no acción o hecho” acerca de la conspiración había sido probado, el y otros sospechosos recibieron entre 200 y 1000 latigazos cada uno y los transportaron a la isla Norfolk, pero antes, como marca de infamia, lo obligaron a poner las manos alrededor del árbol de los latigazos mientras ciertos prisioneros eran azotados. Se quedo en la isla Norfolk como preso, enseñando y (en secreto) ejerciendo como sacerdote, hasta 1807, cuando lo mandaron a Van Diemen’s Land (Tasmania). En 1809, recibió perdón condicional y dejo Australia.

P. Pedro O’Neil fue descrito como una persona “de lo más sediciosa y rebelde”. Era párroco de la región de Cork y se negó a informar acerca de los parroquianos que participaron en la rebelión de 1798. Por ello le dieron 275 latigazos y lo transportaron, sin juicio, junto con otros 137 “individuos desesperados y diabólicos” en la Luz S. Ann en 1801. Cuando se dieron cuenta de que habían cometido un error ya había sido sentenciado a servicio penal en la isla Norfolk. Pasaron casi tres años antes de que volviera a Irlanda.

P. Santiago Dixon llegó en 1800 como preso. Había sido falsamente acusado de liderar un grupo de rebeldes en la región de Wexford. Lo transportaron, junto con 134 presos, 19 de los cuales murieron en el camino.“durante su viaje en barco que duró seis meses, lo encadenaron a un cadáverhasta que las ratas se comieron la carne hasta los huesos del cadáver”.

Llegado a Nueva Gales del sur, Dixon se gano la confianza del gobernador hasta tal punto que in 1801 King pidió el perdón para los tres sacerdotes a la gobierno Británico. Este rechazó la petición pero sugirió que se les permitiera hacer sus funciones sacerdotales con paga. Así, el 15 de Mayo de 1803, 15 años después de la fundación de la colonia, se celebró una Misa públicamente por primera vez. En Sydney se celebraba Misa semanalmente, en Parramata y Hawkesbury en rotación. Esta fue la pauta durante casi 12 meses. Dixon también celebró matrimonios, bautizó niños y atendió a presos en las galeras. Cuando las noticias llegaron a Roma, el Santo Oficio lo nombró prefecto apostólico de Nueva holanda. Al mismo tiempo la Misa dominical estaba “regulada” por las normas gubernamentales – los católicos podían ir a Misa solo en su lugar de residencia; se les ordena estrictamente no tomar parte en ‘conversaciones sediciosas’ durante la Misa, Dixon tenia que informar cualquier cosa que alterase el orden, y los militares estarían presentes el la Misa.

En marzo 1804 unos 300 presos irlandeses se sublevar en Castle Hill. Las represalias fueron brutales. Tras esto los presos católicos fueron puestos bajo el cuidado espiritual de la iglesia anglicana. A Dixon le quitaron la paga y el permiso para celebrar la Misa. vivió los siguientes cinco años calladamente en Parramata bautizando y casando a los que venían a el. En 1808 volvió a su hogar en irlanda. No se celebraron Misas en público durante quince años.

2 comentarios:

Dámaris dijo...

Muchas gracias por contar como comenzó todo en Australia, no tenía ni idea, está muy interesante.
Dámaris

Anónimo dijo...

Hola me alegra que os vaya bien.